Origen e historia del reloj sueco Mora · método de fabricación reloj Mora · forma y tamaño del reloj Mora · colores reloj Mora · motivos decorativos reloj Mora · mecanismo del reloj Mora · Precio de un reloj Mora auténtico · Donde comprar un reloj Mora

EL BLOG DE Casas Q Inspiran

  • Inicio
  • Blog
  • Reloj Mora: Un femenino reloj del abuelo

Gracias por visitar el blog ¿Quieres recibir actualizaciones y novedades en tu eMail?

Suscríbete a nuestra Newsletter


Reloj Mora: Un femenino reloj del abuelo

compártelo:

Los vemos cada vez más a menudo protagonizando las revistas y blogs de decoración, en numerosos tamaños, colores y formas y no lo podemos evitar, nos han robado el corazón. Te contamos todo lo que necesitas conocer sobre el fascinante y encantador reloj Mora.

CUANDO Y DONDE

Originarios de la ciudad sueca de Mora, desde donde Krång Anders Andersson inició la tradición de su fabricación en 1790, su elaboración pronto se popularizó en el resto de Suecia continuando su producción por todo el país hasta bien entrado el S.XIX (1880)

A pesar de ello, el nombre de la localidad que le vio nacer siguió definitivamente unido al célebre reloj de curvas sinuosas, el reloj Mora.

POR QUÉ

Porque tras varios años de sequía en la región, por esa época miles de inmigrantes volvieron a sus hogares en Mora (desde Estocolmo y el sur de Suecia) con nuevas habilidades entre las que se encontraba la fabricación de relojes y que pasaron a convertirse en una fuente adicional de ingresos en los estériles días de invierno. En poco tiempo, la afición paso a transformarse en una importante industria artesanal.

CUANTOS

Se calcula que se produjeron alrededor de 50.000 relojes Mora en los 90 años que se prolongó su fabricación hasta que acabó sucumbiendo a nuevos diseños con métodos de producción más baratos y eficientes que venían de Alemania y Estados Unidos.

CÓMO

Realizados por encargo, cada parte del reloj se fabricaba por separado por los distintos artesanos especializados, ajustándose a las peticiones y necesidades específicas de cada cliente. Esto explica la gran variedad de relojes existentes y que no se puedan encontrar dos relojes Mora exactamente iguales.

FORMA

Si hay algo que caracteriza a los relojes Mora, es su particular y sinuosa silueta redondeada que les confiere una apariencia femenina y sensual. Algunos son claramente gustavianos, con un perfil fino y elegante mientras que otros  tienen marcadas influencias rococó con siluetas más robustas y pesadas.

Su aspecto delicado y femenino los hace especialmente idóneos para ambientar espacios de estilo Shabby Chic.

TAMAÑO

En cuanto a sus dimensiones, los relojes Mora suelen ser bastantes altos, oscilando entre  los 1,80 hasta los 2,60 metros. A pesar de su gran altura, son bastante estrechos (50-70cm) y con poca profundidad (20-25 cm) lo que les permite entrar en espacios reducidos sin problema.

Slettvoll

ESFERA

La esfera del reloj, donde se muestra la hora, suele medir habitualmente en torno a 48 cm de diámetro aunque como con la forma y el tamaño, existen relojes con esferas de diámetros dispares que van desde los 38 cm hasta los inmensos 64 cm.

Los números  están pintados en color negro sobre una base blanca esmaltada que se ha aplicado previamente y con frecuencia se utilizaban números arábigos aunque no es extraño encontrar numeración romana en algunos ejemplares. En algunas esferas es posible apreciar también el nombre del fabricante del mecanismo y/o la localidad de origen u otros detalles pintados e incluso grabados.

Gustavian

 

CORONA

La corona es la decoración que rodea a la esfera y se pueden encontrar ornamentación de lo más variada, desde muy recargada y suntuosa hasta la ausencia por completo de ésta.

Una tapa de cristal encastrada en un marco redondo se encuentra fijada mediante una bisagra a un lado de la corona con el objetivo de proteger la esfera aunque existen modelos donde la tapa está fija.

Skonahem

ACABADOS: COLOR Y DECORACIÓN

Siguiendo la estética de la época, los relojes Mora se pintaban usualmente lisos y en colores claros como el blanco, gris o azul claro  a los que se podían añadir detalles dorados con el objetivo de reflejar la luz e iluminar las estancias durante los largos y oscuros días del invierno sueco. En las zonas más rurales en cambio, se optaban por decorar con kurbits, arte folclórico sueco, en colores vivos e intensos sobre una mano de pintura imitación madera. Tampoco faltaban decoraciones más ostentosas con escenas, flores o paisajes pintados a mano, todos ellas realizadas a petición de sus dueños originales.

Cote de Texas

Hoy en día es muy raro encontrar relojes Mora con su pintura original ya que solían repintarse una y otra vez a medida que los relojes iban pasando de generación en generación con el objetivo de darles un aspecto más fresco y renovado.

MECANISMO

Si femenina es la silueta del reloj Mora, también lo es el repiqueteo de sus campanas. Un sonido ágil y delicado que nada tiene que ver con la pesadez y profundidad de su homólogo inglés. Se pueden encontrar relojes Mora con una o dos campanas, correspondiendo éstas al toque de las horas en punto y al de las medias respectivamente.

En cuanto al mecanismo, es bastante sencillo y rudimentario con un ciclo de cinco a siete días antes de necesitar que se le vuelva a dar cuerda y que requiere un esmerado mantenimiento y limpieza por su delicadeza. Para un correcto funcionamiento del péndulo es importante que el reloj se encuentre perfectamente nivelado para que el tic tac sea simétrico a ambos lados y no haya desfases de hora. Como a menudo estos relojes se encontraban en casas con suelos no tan planos, es frecuente encontrar Moras con orificios  en la parte trasera desde donde se atornillaban a la pared para dejarlos completamente horizontales.

Precisamente por el reto que supone el buen funcionamiento del péndulo y evitar todas las complicaciones derivadas, hoy en día existe la posibilidad de sustituir el mecanismo antiguo por uno moderno y a pilas. Según la tienda de antigüedades Swedish Interior Design,  el mecanismo original se encuentra fijado al reloj por un sólo tornillo, con lo que es muy fácil sustituirlo sin dañar el reloj y como el cambio no es permanente, siempre se puede revertir sin que la pieza pierda nada de valor.

COSTE

Como cualquier antigüedad, el precio de un reloj Mora antiguo varía en función de muchos factores como son su origen, su estado y sus particularidades, aunque un rango entre los 1.000€ y los 10.000€ podemos considerarlo de lo más habitual.

¿TE GUSTAN?

Si eres de aquellos para los que el reloj Mora ya era un objeto de deseo o te hemos abierto los ojos a un mundo nuevo y tentador, tenemos buenas noticias. Existen unos cuantos anticuarios, Swedish Interior Design y Gustavian,  con increíbles colecciones de relojes Mora que entregan en todo el mundo

Una vez elegido el modelo y hecha la compra, los relojes se testan durante una o dos semanas para comprobar su correcto funcionamiento y se envían a destino con un transportista especializado en antigüedades para que tu reloj llegue en óptimas condiciones.

Si aún sigues indeciso, te dejamos un enlace a nuestra selección de espacios decorados con un reloj Mora para inspirarte. ¡Estamos seguros que no podrás resistirte!

compártelo:

Comentarios

(Aún nadie ha comentado este artículo)


Solo los usuarios registrados pueden comentar los artículos del blog de Casas Q Inspiran. Por favor, ACCEDER A TU CUENTA o REGISTRATE AHORA para publicar tu comentario.

COMENTAR

También te recomendamos estos artículos relacionados


Sobre nosotros

Comunidad online de propietarios de Casas Q Inspiran y de profesionales que pretenden ponértelo fácil a la hora de construir, diseñar o reformar tu casa, local, o proyecto que tengas entre manos.

Conócemos más »

Estadísticas web »

Invierte con nosotros »

© 2015. CasasQueInspiran.com - Todos los derechos reservados. | Política de Privacidad | Política de Cookies | Mapa del Sitio